lunes, 23 de mayo de 2011

Un adiós al adiós que no es un Hola…




Se nos desmenuzan los destinos cruzados por desandar andando y encontrar sin buscar; 
por curiosidad, 
por preocupación; 
por hastío, 
o tal vez por tu falta de amor…

Nos despertamos separados desde la misma cama. 
Nos otorgamos el frío con la misma cobija…

Se nos cambia el lenguaje, sus caricias y sus verbos. 
Se nos cambian los nombres en los deseos…

Por buscar sin encontrar, 
por andar desandando; 
se nos cruzan los destinos desmenuzados…


4 comentarios:

  1. Que no me cubran sus mantos, que siempre lleguen te quieros.
    Que delicia leerlo, como siempre, como todo lo suyo.

    ResponderEliminar
  2. Rocio Durcal "la gata bajo la lluvia"

    Clave de Sol

    ResponderEliminar
  3. cuando ya no puedes más...curiosamente es cuando más puedes, aunque en el medio se quede la vida en el empeño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agunas veces el empeño sufre de cansancio...

      Eliminar

Gracias por tu visita y tu huella...