lunes, 27 de junio de 2011

"Desconvences…"



En un intento por hacer una sonrisa del día, y de la ironía una tontería; me dispongo al juego del silencio, al papel del buen oyente: ese que deja hablar sin interrumpir, ese que escucha y trata de no protestar. Así como cuando se ven los programas televisados de opinión; con los cuales puedes llegar a estar en total desacuerdo, pero sin opciones de hacerte un lugar para replicar, o para contraponerte en criterios. Quedas solo de verdades y sólo contigo mismo y tu confusión, porque al fin y al cabo; si no hay intercambio se termina dudando, y al dudar te “desconvences,” te expones con la convicción muda y desnuda; y finalmente: aceptas. Te sientes equivocado, culpable, débil; así como ese miembro de una pareja casada, ese que calla para no discutir, ese que deja pasar algunos vientos para poder suspirar, ese que llora por dentro y por lo tanto se desubica en tiempo y sentimiento…


1 comentario:

  1. Hola amigo,tu escrito suena a queja...ha sido un placer entrar en tu blog.Un abrazo.J.R.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y tu huella...