martes, 25 de junio de 2013

Singulares…


No somos rivales ni somos adversarios. Buscamos diferencias sabiendo que lo distinto siempre suele estar claro. Si yo miento y tú no, si como Los Beatles: “You say goodbye and I say hello.” Eso no nos pone en contienda, para discutir necesitamos semejanzas y es esa la magia del mundo, todo se nos presenta a medias. Por medio saber medio debatimos, buscando quién sabe menos para entre los menos sumar y seguiremos a medias. El saber es al sentir pero la permuta suele ser la respuesta. He ahí un dilema: siento porque no sé y no sé porque siento; cuando la razón encuentra excusa el planteamiento es renovado: siento pero no sé y no sé pero siento. Los peros y los porqués no ahondan y sí ahogan. Nadar es la diferencia, y para ésta metáfora, tanto como para el océano, en lo distinto está el acuerdo, así que empecemos a nadar. Ni adversarios ni rivales: sólo somos…

2 comentarios:

  1. que agradable se sabe que ignorante no creo ya parecer al menos en esto de estar en completo de acuerdo; semejanza no hay al billete del dinero, no hay cantidad, con poco se puede sentir, con mas y mas da igual. A medias o en gran cantidad cuando se ha de cagarse en los calzones da olor igual. sentidos como jeroglíficos, la tinta y el color.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, por estos lados, nuestro billete de más alta denominación, nos es bajo... se abultan los monederos con cash poco efectivo...
      Saludos

      Eliminar

Gracias por tu visita y tu huella...