jueves, 5 de enero de 2012

Cuerda locura…


Nadie soporta tanto entender de lo que no entiende: un dilema tentador para humedecer a tanta duda seca, una especie de relevo entre contradecir y contracallar y así brindarle beneficio al silencio; o quizás notar más la presencia de la ausencia de razón. Cambiamos constantemente el asombro por la sombra de quienes usurpan luz y nos la exhiben como muestras de sabiduría, para pagar y pretender y luego pretendernos…

¿Cuánto nos cuesta y cómo quedamos?

9 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Asi es la cordura, cuando no concuerda...
      Gracias...

      Eliminar
  2. cuesta entender que hacen de la pasión un amor, que la responsabilidad es un látigo para la libertad, cuesta elogiar lo que a la vuelta de la esquina gratis se da; jóvenes para consumir, mujeres para provocar y ofrendas que presuntas te hacen volar y sentir gozo sin temor real, damas para tratar...retos vanidosos que contradicen a la cordura y queda en vida pensar como se lucha e intenta hallar felicidad cuando se tratan a seres inocentes como inteligentes, que no ha logrado siquiera crecer y ya le han usurpado la felicidad de su niñez. Ni locura ni cordura es maximizar el gozo y el placer por el valor de lo que se decide ser.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un valor endógeno, sin duda, pero... ¿quién se conforma con eso?

      Eliminar
  3. como puede valerse de algo que no nace de si ni por si, nace por el maldito demonio que se introduce, se engendra y queda al confort de cualquiera al que se le ahorre el deber y el tener, ahorrar bolsillos y preocupación para darlo a unos mas que sin duda es mas factible sirvan para engordar el poder y el ego de la vanidad, cada quien decide a quien cuidar o no sabe de casos donde padres dejan a sus hijos al cuidado de los demás mientras sí cuidan su posición social, o aquel que detalla orgasmos pero no sabe ni mierda lavar, maldito valor de creer en el poder cuando hacer es el deber que forma a un ser ¿alas o reten pero primero porqué? cuesta entender ¿qué se consigue y para qué? es una porquería vivir para el lujo y el placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "maldito valor
      de creer
      en el poder
      cuando hacer
      es el deber que
      forma a un ser"

      Qué puedo decirte. Quizás sea así, pero... déjame dejarte esto:

      No estoy seguro si en otras latitudes la gente más pobre puede percartarse de la porquería (lujo y placer) que describes, pero aquí no; simplemente: no... entonces, el hecho de saberlo, de darse cuenta cuál malo es el vivir para lujo y el placer, es tan, pero tan burgués como el que el vive para ello...

      He ahí el detalle....

      Eliminar
  4. pobre detalle de aquel que se cree burgués o aquel que simplemente le gusta ser. Triste ver que colocan cualidades de materiales a lo que resultaba era un ser...he ahí, cada quien vive para alagar, admirar, aceptar y participar de lo que le resulta mejor hacer; todos nacemos, la distinción la pone el hombre, el creador ya dio su ley. El lujo y el placer también se siente haciendo el bien, allá cómo y con quién...vea usted a quien hace rico y pobre en su ser, porque algo es claro para un Jesús recto: el hijo nace por elegido y si tirados los dejan después, quien se hace pobre? quien?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre detalle, sí, pero es así... una de las cosas que creo que debe hacerse es reconocer y partiendo de eso, cambiar, pero, cambiar lo que no se ha reconocido es difícil. No se trata sólo de cualidades materiales... y que todos nacemos y que la distinción la ponga el hombre, pues, es debatible: a Kundera le leí que nadie ha elegido nacer y por ahí se va, para justificar su "fiesta de la insignificancia" pero nutre, nutre mucho saber que la perspectiva con la que se ven las cosas es muy variable, y todos tenemos nuestro punto de razón por la cual hacer nuestras afirmaciones...

      Eliminar
  5. Disponer y disipar es cosa que le pertenece hacer al ser, todo se puede porque todo ya es, vaya ley variable que aquí piensa por Kundera y elige: Es Dios quien elige y no a los mejores, ir contra ley cada quien las alas que ha de extender y perdone tanto usted pero lo que es del hombre déselo al hombre y lo que es de Dios déjelo a Dios y por Él solo por Él que sea su valiosa decisión Y EL PODER DE SU VOLUNTAD y que me sea para callar.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y tu huella...