jueves, 12 de enero de 2012

Somaré


Solíamos pelear tanto para poder sonreírnos los acuerdos. Todavía no olvido los pasajes del odio al sexo y de los gritos al silencio. Es extraño extrañar malos momentos, pero qué buenos resultaron siendo. Recuerdo esos muros del sentimiento al entendimiento, decíamos que la distancia era dada por el miento; por eso si queríamos sentir y entender, teníamos que dejar de mentirnos. No son tan malas las medias verdades cuando se dicen a los adentros, no por callar otorgamos; sino que era mejor para el reto ajarse con aquellos verbos; esos que podía llevarse el viento. Era mentir como recurso para descansar en la verdad que éramos…

Te preguntarás por qué todavía vengo: no por venganza, más bien por compartir los pensamientos. Me dejaste momentos que sabías que no íbamos a vivir, ahora hablo para dejarlos salir y ver cómo hago con ellos. Estamos en un tiempo crucial para el país pues nos han hecho creer que ordenamos. Yo lo creo. Al fin y al cabo la política puede ser como la industria del cine; los políticos, actores favoritos: los ves de buenos en una película y en la siguiente son malos, mueren en alguna escena y reaparecen bien vivos en la película nueva, hacen producciones millonarias para verse enemigos y después se estrena alguna historia para observarlos de amigos. Visto desde un televisor, un político también es actor, estrella incluso; se hace famoso más allá del territorio. Siempre nos fascinó el cine, lo amábamos, lo criticábamos; lo comparábamos con nuestra vida y nuestras vidas…


De vez en cuando despierto con esto y he venido a traértelo; a decirlo: nunca me explicaste cómo poner en marcha aquel plan del libro, cuando lo recuerdo no lo entiendo; “la gente sólo ha aprendido a comprender el hambre por la comida y es de las que menos se cubre en el mundo; así como el ingreso económico.” Yo sigo sin dar con la respuesta de tus pistas; “hay que enseñarle a la gente a identificar el hambre.” Repetías: “hay hambre de lectura pero no se sabe que se calma con libros, hay hambre de solidaridad pero creemos poder menguarla con individualismo, muchos mueren a falta de bondad pero con maldad tranquilizan el vacío.”Ni el cine, ni los políticos, ni la gente, ni tú; me han dado entendimiento, y no miento cuando lo digo; mucho menos ante estas flores blancas y esas dos fechas tuyas por lo que ya no somos…

8 comentarios:

  1. así como yo recuerdo los besos de tus labios y los que mis labios te prometen. Se cumplió... como cada mañana, como un día, como el día de hoy, alguien que ama arranca por gusto algo de sí para dar a otro alguien y seguro no fue cuestion de tu y yo, celebren http://www.orlansilva.com/2012/03/hoy-nos-cumplimos.html
    por el hambre se lucha entre dos o mas de dos, ay de aquel que solo espera que alguien le tire un trozo de oportunidad para saciar algo de su sed, cuando hacer importó si saber parece lo mejor y como saber si no hace, entonces qué importa saber o no saber, to es cuestion de tener hasta labios para poder comer, alguien para abrasar, una sonrisa para aquel que con poco y de a poco se alimenta, si es que no se les dan por aprender y saber y querer llenarse de lo que hay sin aportar. Qué mundo, qué amor, qué pensar, si hay hambre y no hay comida, pero nos dicen haga limonada con los limones que da la vida, umm, si...umm, pero por ahi se puede empezar porque a robar o a estafar tampoco, tendria que volver y aceptar.

    ResponderEliminar
  2. Si tiene que haga y si despierta queriendo pues vaya y haga tanto mas tenga para hacer constatar a cuantos quienes logren el mismo ideal, ya talento hay, hay quienes sobreviven en hogares del cielo y solo creen que es la realidad, qué utopía soñar...para que tanto joder si llega bien y si no asi lo creía trasladandome a esa tierra alta donde así hacía.

    ResponderEliminar
  3. Lo suficiente existe para quien se da por vencido, hasta se aprende a amarrar al perro que muerde callao o se deja a algún niño con la voz quebrada, alguno paga y eso es tanto joder que para qué si así como estos que ya no tienen ni la mas, ni la mínima capacidad hay muchos mas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que hay que intentarlo. No tenemos idea a aquién podemos tocar con nuestras intenciones, pero tenemos una posibilidad, y bueno; una posibilidad es suficiente para intentarlo....

      Eliminar
  4. posibilidades como bocadillos para gerencias y pasabocas para todo aquel que en la reunion está y alcance a agarrar.

    ResponderEliminar
  5. hubiese entrado a escondidas o me hago de un disfraz pero eso hubiese sido, ahora acato de no llegar sin invitacion y cuido la mula que hay en el interior de la casa del jefe señor.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y tu huella...