lunes, 25 de noviembre de 2013

Nada…




Bajo las subidas y sobre las bajadas, ahí donde se encuentran las miradas perdidas, las que ganan un poquito de tiempo para pensar en grande; para pensar en soledad. La nada espera paseándose por los estereotipos, siempre lista para contravenir y llevarnos, a las miradas, al intercambio de frases agachadas que gritan con la moda y callan ante los pesares – o pensares, ¡quién sabe! – aquí el pensamiento pesa, pero no por lo que pudiera escupir en palabras, sino más bien por lo que acumula con los silencios. Se despiden las miradas, cada quien con la suya, y con el suyo, pues a veces no se está solo, y aquí yace lo confuso, pues nos acompañamos para distraernos pero buscando ese punto; al que se le apunta – y repito – para pensar en soledad… ¿qué tienes? Nada… – pero la nada es algo, alguien, algunas veces – Miramos los anuncios y escuchamos las charlas, nos ponemos como ansiosos, yo por presumir y tú por proceder. Vamos, a lo nuestro, que es de ninguno, pero entre carencias y sobrantes, aprendimos criticarnos, sí, a criticarnos, obviamente nos inspira más que los elogios, los últimos son buenos cuando vienen de los terceros, de esos terceros, los que se nombran pensando… y traemos a colación unos cuantos comentarios, una noticia; o una frase agachada, para sonreír y fingir que entendimos los que nos dijeron antes de empezar por nuestra cuenta y con dudas se anunció el comienzo, pero bueno, como todo, en el camino nos vamos arreglando…


24 comentarios:

  1. Amigo, let the life to go on progress. Enjoy each part of yours, for good or bad. Don't question everything, just do it, and then slap your own face, i you're wrong, and regreat if you are rigth. Sorry about mistakes

    ResponderEliminar
  2. Thanks!
    I always do it.
    Questioning is a matter of writing, trying to find the best match between words and message, but I haven´t found it yet...

    It is an honor to see you again

    ResponderEliminar
  3. La nada pasea pretendiendo ser densa y luego de un tiempo en verdad pesa, ella procede y anuncia hallar la soledad para de nuevo volar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si. Así es. Quizás cuando los suspiros se dan por melancolía, sea la exhalación de la nada, cuando ya no pesa tanto, cuando ha decidido volar...

      Gracias

      Eliminar
  4. La nada siempre es un placer que hallamos en ninguna parte. Tal vez por eso tú eres mi nada y yo tu ninguna parte.

    ResponderEliminar
  5. yo ya me he puesto el flotador.

    ResponderEliminar
  6. pues nos vemos en la orilla, el que llegue primero que ayude al otro.

    ResponderEliminar
  7. que conste que el que dispone de remos llega antes...con las alas rotas y un flotador de propaganda no se llega muy lejos.

    ResponderEliminar
  8. "Nos vamos arreglando"...¿nos hemos preguntado alguna vez que sentimos cuando nacemos?...nadie puede recordarlo, es normal, la consciencia apenas se percibe en ese instante de nacer....pero podemos suponerlo..........nada.
    Estar flotando en el útero materno, protegidos, calientes, acunados y de pronto salir a la intemperie más absoluta, vacíos de todo lo que nos rodeaba...¡brusco!...¡salvaje!...sin piedad, nos lanzan a un mundo desconocido y ahí es donde empezamos a aprender a despojarnos de la nada para no sentirla.
    Es por eso que desde que nacemos, intentamos ignorarla...pero estamos equivocados, el todo y la nada van unidos, sabemos vivir con ese todo porque la nada es ese significado que nos recuerda el encuentro brutal de nuestro alumbramiento con el mundo exterior que desconocemos, tal vez si dejásemos que la "nada" habitase dentro de nosotros, comprenderíamos mejor la extensión de la palabra.
    Fuerte...muy fuerte eso de aprender a sentir la nada y no sentirse en soledad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "porque la nada es ese significado que nos recuerda el encuentro brutal de nuestro alumbramiento con el mundo exterior..."
      y no sólo de bebés, ¿cierto?
      Para mí sigue siendo brutal el encuentro...

      Eliminar
  9. Para mi también...es una sacudida que hace que me tambalee cada vez, aunque intento mantenerme en pie siempre que puedo.

    ResponderEliminar
  10. Le dijo que se quedaría...nunca debió suponer que la aceptaría con tara incluida.
    Cool.

    ResponderEliminar
  11. El insomnio prolongado trae consecuencias...es lo que tiene el insomnio, ser consciente de ello hace que nos ahorremos muchas visitas al psicólogo...de todas formas con insomnio o sin el...siempre estuve un poco loco. El gobierno me aprieta los machos y me deja casi a la intemperie, me mato trabajando para prácticamente no conseguir nada, mi salud se resquebraja, las personas a las que quiero, van perdiendo poco a poco la esperanza,...¿como se consigue sonreír cada día como si no pasara nada?...hay veces en las que lo consigo y otras como hoy, me cuesta mantener hasta la mirada....No, no es locura, es simplemente que me parieron demasiado humana.
    Angie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gustavo Cerati canta: "todo me sirve, nada se pierde, yo lo transformo..." y bueno, no sólo de sonrisas se amanece, aunque amanecer en inglés se escriba "sunrise" ;-)

      Eliminar
  12. Y ahora, lloro porque me da la gana...porque los que alentamos a los demás cuando están tristes, a veces necesitamos que hagan lo mismo con nosotros cuando las fuerzas nos fallan.

    ResponderEliminar
  13. No, si ya tengo mucha...pero gracias de todas formas, y ahora sigamos rellenando el blog que está que se sale. vuiiiiiiiiiiiiiiiii pallá que pa mañana es tarde

    ResponderEliminar
  14. perdi la inspiracion hasta las y...46... definitivamente, eso de creer en qué el insomnio prolongado, a quien cree le trae sapiensa...me quedé en lo fuerte...muy fuerte eso de aprender a sentir la nada y no sentirse en soledad...pretendia llevar ese escrito al taller...se guarda en el tesoro del alma.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y tu huella...