miércoles, 12 de marzo de 2014

Ganado perdido


Sí, suavemente, así van mis labios alrededor de tu cuello, oyes de cerquita mi respirar así como también sientes mi corazón en tu espalda, sabes que acelero y qué acelera… Disculpe, ¿qué número tiene? no, hoy no dieron números, orden de llegada y tengo más de veinte adelante, ¿y cree que alcance? bueno, ya estamos aquí… Dónde me quedé, ah sí, acelero y acelera, te das la vuelta, quieres decir algo pero prefieres decirlo con tu cuerpo, levanto los brazos… ¿Tiene rato aquí verdad? por qué lo dice, es que lo vi estirándose, Sí, si tengo… Es tu turno y ahí empiezas a hacer de las tuyas con tus manos… Disculpe, veo que no me va a dar tiempo si sigo aquí esperando, ¿me puede cuidar el puesto? Claro Señorita – y así la imaginación se me fue cuando llegó la realidad que menos esperaba. Soñar no cuesta nada y más mientras espero, ahora me tocará hablar con el señor de atrás que desde hace rato quiere como buscar conversación – ¿Primera vez que le toca? sí hijo, me llamó la atención que lo veía sonreír mientras la muchacha de adelante se veía bastante estresada, sí, tenía otra diligencia aparte de esta cola, quizás por eso es mejor cuando dan números, y sin embargo, con lo del número parecemos ganado, bueno, de alguna forma de eso se trata el orden social ¿no? Haber evolucionado para convertirnos en el ganado que explotamos, mire puede ser, y será por eso que algunos abogan por el caos, lo irónico es que esto ya es bastante caótico. Mala gestión, ¿y cuál fue la buena? dígame usted que ha vivido más, no sabría decirle porque ahora que lo pienso, lo caótico, como usted dice, siempre ha estado; posiblemente no por colas, pero sí por alguna otra razón, no recuerdo época en la que no me quejara y no recuerdo pasado que no haya sido mejor, hay un nombre para eso, sí, y por lo menos no es un número aún. Por cierto ¿en qué pensaba? En que ojalá la imaginación se hiciese realidad de vez en cuando, en que eso de que si lo puedes imaginar lo puedes realizar no se me da muy bien, ¿y por eso se reía? No sabía que me reía pero sí; luego de un choque con lo real y luego de aprender a causa de ello, es mejor sonreír aunque el pasado haya sido mejor y aunque sepa que me voy a seguir quejando. Hay quienes lloran, bueno, hay quienes el pasado no les sonrió tampoco…

27 comentarios:

  1. Darnos la vez en una cola impersonal mientras soñamos que realizamos los sueños. Todos esperamos el turno para cualquier cosa en esta vida prestada. Nada es nuestro salvo lo que sentimos y eso que sentimos, a veces, no puede expresarse con palabras habladas, el camino hacia la máxima expresión del ser humano, son las palabras escritas, y más que palabras son derrames de nuestro ser interno que claman ser leídas y sentidas de una forma profunda.
    Escribir es mi vida, si mis manos se entumecieran algún día...moriría.
    Escribir es mi oxígeno, es mi desnudez, es mi vestidura al mismo tiempo, esa que abriga mi alma. Nunca premedito lo que escribo, letra tras letra, los sentimientos más profundos adquieren forma escrita, sobre la marcha van expulsando mis dedos sobre el papel o el teclado mis más profundas huellas interiores. Son las únicas huellas indelebles que conozco y con ellas me calzo cada día, me sería imposible caminar por este mundo sin expresar con lo escritos los pasos que voy dando. Son mi sostén, mi agua en el desierto, mi pan de cada día, el último suspiro de los muertos.
    Mi alma nunca es más elevada que cuando plasmo en un papel lo que siento, lo que vivo...a veces callo las heridas hasta que estas sangran y entonces me curo al escribirlas....maravilloso placer de dioses es la escritura...y mi vida.
    Clave de Sol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Nada es nuestro salvo lo que sentimos..."
      Sólo tú sabes qué escondes cuando hablas, qué dices cuando callas... ;-)

      Eliminar
    2. sentir que lo que más anhelas en el mundo es el abrazo de la persona que amas con todo el corazón...y no puedes.
      Clave de Sol

      Eliminar
  2. Lo que escribimos, lo que plasmamos, a veces se hace de forma visceral, otras en cambio, hemos de medir minuciosamente las palabras al hacerlo, simple modo de herir cuando realmente no es lo que pretendemos. No es fácil para quien escribe desde el corazón medir las palabras cuando los sentimientos lo desbordan, pero hemos de procurarlo al menos.
    No hay apenas reglas a las que nos supeditemos aquellos que escribimos, ya que esas reglas vienen predeterminadas por el corazón. Al mismo tiempo que los escritos y los poemas pueden proporcionarnos la más absoluta felicidad al leerlos, puede provocar en ciertos casos, algo así como dolor, tristeza, ira, desasosiego...es lo que conlleva ser legítimos con lo que sentimos, es un riesgo que hay que correr y asumirlo.
    Así pues, desvistamos nuestras almas de todo aquello que nos hiere, del ego que nos clava un cuchillo de doble filo, del odio que pudiéramos llevar oculto aunque sea humano sentirlo...porque el amor es el único sentimiento que escribe mejor las palabras, que nos hace sentir vivos, que nos dibuja una sonrisa en el rostro...el amor en general, hacia todo y hacia todos es lo que consigue que cuando escribamos seamos recordados con una sonrisa dibujada en el alma.
    Amor....(ese es mi nombre).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo por eso llamo a este blog "a partir del delirio"
      por eso al final lo dejo plasmado...
      Saludos en letras

      Eliminar
    2. Como este abrazo...

      Eliminar
  3. Me encanta cuando leo amor en las líneas y tú....sabes hacerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero siempre hacer del amor un abrazo escrito que pueda brindar calor con la vista...
      Espero nunca alejar a tan grande honor...

      Eliminar
  4. Escribe siempre lo que sientas...me dijo un buen amigo...eso, sea lo que sea es lo que vale la pena escribir....pero si en esas líneas hay amor y sonrisas....entonces estás en el cielo.
    La vida hay que estrujarla, sacarle el jugo más dulce que encontremos, porque lo amargo ya nos viene dado sin ir a su encuentro...me encanta leer cuando "alguien" lo hace con amor, con la sonrisa puesta y se pone el mundo por sombrero.....por cierto, los sombreros me encantan, hoy llueve y me he puesto uno de ellos...a mi lado siempre tú y sabes que?...me hacen cosquillas los truenos.
    mil sonrisas en forma de lluvia suave.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez escribí que en el idioma de las hojas, el roció es la caricia para las sonrisas de la mañana...
      Un cónsono sentir ;-)

      Eliminar
    2. ...y un arco iris también...tenía uno guardado para ti

      Eliminar
    3. Gracias por el color y el calor ;-)

      Eliminar
    4. hoy esas hojas me hablaron y las gotas de ese rocío me aliviaron....mi paso se hizo más ligero y sonreí.

      Eliminar
  5. Sabía que estaba totalmente agotada, que apenas le quedaban fuerzas para seguir y aún así, siempre estuvo ahí. Ella sonreía aunque llorase por dentro, se había roto varias veces en miles de pedacitos pero ella...ella los recompuso de nuevo para así estar entera para él cuando la necesitara.
    Era una payasa que hacía piruetas en un alambre, con los riesgos que ello conllevaba...pero no le importaba, su misión era hacer que cada día él riera a carcajadas...le cantaba canciones, le intentaba llegar hasta el alma, no esperaba nada, tan solo que él fuera feliz y con eso le bastaba.
    Era una mujer simplemente enamorada, como una niña que apenas sabía nada, solo él le importaba...pero él no entendió nunca ese amor que ella le profesaba. Lágrimas en el corazón ¡tantas y tantas veces derramadas!!...pero ella le amaba, eso era lo único que importaba.
    El quería ahogarla, apartarla de su vida...no entendía nada, aun así ella siguió amándole sin que nada le pesara; inconsciente mujer enamorada...y continuó amándole sin esperar que él la amara, era poco probable que lo hiciera, él era una persona libre y ella una mujer apresada, amaba la libertad más que a su propia vida, pero esa misma vida se la robaba. Su alma se acostumbró a decir "estoy bien" pero nadie quiso preguntarle nunca qué le pasaba. Era la carcajada en las fiestas, la mariposa que volaba, el duende protector de los que amaba...era lo que todos deseaban.
    Su sonrisa venía de lejos, se había propuesto en la vida que a todos aquellos que se sintieran tristes, ella no les permitiría que lo estuvieran, se lo prometió a si misma un buen día, cuando era muy pequeña; había llorado tantas veces a lo largo de sus cortos años que no quería que jamás nadie lo hiciera...y se enamoró la pobre volvoreta!!!...del amor y de las carcajadas.
    Nadie es culpable de los sentimientos, nadie, de no darse cuenta que eso es muy serio, con el amor no se bromea y ella sabía que nada había más cierto que lo que sentía....y pasó el tiempo, las situaciones que la rodeaban cortaron sus alas ¡tantas veces!!!...pero era fuerte, y desafió al viento, siguió remontando el vuelo una y mil veces, ya estaba acostumbrada a hacerlo; le gustaba dibujar arcoíris en el cielo para colorear la vida de los que amaba... nadie entendía nada.
    La mayoría de la gente pensaba que andaba mal de la cabeza, que todo era un papel estudiado para caer en gracia, ella lo supo siempre pero nunca dijo nada; su único propósito en la vida era que nadie que la rodeara estuviera triste...era como un Quijote sin escudo ni espada, siempre acompañada por su fiel escudero de madera de balsa.
    Tiempo más tarde tuvo que marcharse, su castillo se derrumbaba...y cogió sus pertenencias aquellas que más amaba, sus papelitos pequeños, aquellos en los que ella acostumbraba a escribir sus sueños sin que nadie los apresara y su guitarra desafinada. ... la vida siguió su cauce, el cauce de un rio que no lleva agua. La volvoreta era fuerte ¡vaya si lo era! mucho más de lo que ella misma imaginaba. Siguió amando a quien a ella no amaba. Se prometió de nuevo como cuando era niña, no apagar jamás su sonrisa...¡al mal tiempo buena cara!!...tenía muy claro el por qué revivió tantas veces cuando la muerte la acechaba, tenía que encontrarle a él, hacerle sentir cosas inesperadas, tenía que repartir aún mucho amor, todo ese amor que dentro de ella guardaba.
    Es una historia inconclusa, a veces pasa, solo queda remontar el vuelo y empezar de nuevo, porque si no, la vida pasa y ella no quería dejar tantas y tantas cosas por hacer, aquellas que aún le quedaban.
    Es la historia extractada de "volvoreta"...que sigue su vuelo lento recomponiendo cada día sus pequeñas alas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En volvoreta idealizamos ese ser que vive dentro de nosotros, que ama en silencio, que nos pone el nombre en los suspiros, que nos muestra fotos durante el viaje onírico, volvoreta se nos prepara día a día mientras nosotros trabajamos y seguimos viviendo...

      Eliminar
  6. y mientras...la volvoreta sobrevuela cada noche la luna...repartiendo besos a los gatos que la miran.

    ResponderEliminar
  7. Olga Román. "me asomo".
    Clave de sol.

    ResponderEliminar
  8. tal vez nunca más....es lo más probable.

    ResponderEliminar
  9. Respuestas
    1. Precísamente el "tal vez" es la razón que se balancea...

      Eliminar
  10. Un fin siempre marca un principio, ese principio que quieres junto a la persona que amas, vamos a dejar de balancear la razón y hagamos caso a lo que nos dicta el corazón, está demostrado que la razón no entiende los dictados del corazón y yo me fío ´mucho más del último, mientras la razón debate, el corazón se limita a latir y latir es vivir sin razón que lo sustente...para un principio siempre es necesario un fin....o eso creo yo.
    V. Jaramillo.

    ResponderEliminar
  11. "PIS PAS...YA NO HAY MÁS". ;-)

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y tu huella...