lunes, 17 de marzo de 2014

Piece


Paz en inglés también suena a pieza y pieza en español también es una canción, ésta a su vez es parte de un recital y con letras incluso se espera ovación… Queremos paz y queremos aplausos: la paz es el camino, ¿no? Bueno; he ahí la cosa, que no sé si pueda fungir de pieza, ¿hasta qué punto hablamos de paz y no de sumisión? Los organismos se engrasan con estos aceites nuevos que se recitan en fotos y redes sociales, los argumentos se han puesto muy resbalosos, de ahí que los líderes caen, quizás por petróleo; la economía se basa en piedras de aceite, pero como pensamos comestibles, la disidencia se avinagra… vienen tiempos de reciclaje y por lo tanto todo sirve y se rescata, las tres erres para seguir pretextando. Toda confrontación desea a un vencido, pero nadie tiene la valentía de no sentirse ganador… Se pujan lombrices de inconformidad pero que sea otro quien se arriesgue. La lucha se filtra por falta de mantenimiento en las vías, el mensaje medio llega y medio se pierde; la confusión por lo visto convence y muchos regresan a sus butacas a seguir viendo el show… Al final todos comentan, aprueban; desaprueban, los tiempos perfectos incluso condenan: ha pasado, pero había podido no pasar… A nadie le gustó el sumiso, ni el que se rindió, pero la paz eso – leí – aceptar que no se tiene la razón…

13 comentarios:

  1. Nos hacemos fuertes tras haber perdido la debilidad, acabamos siendo extremadamente imperfectos cuando antes tan solo fuimos imperfectos tratando de quitar el prefijo "im", aprendemos a amar cuando casi perdemos a quien amamos; a ganar la guerra cuando perdemos las batallas...aprendemos a sonreir después de haber derramado millones de lágrimas, a vivir cuando nos damos cuenta realmente que estamos de prestado y no sabemos la fecha de caducidad...¡¡¡sabemos tan poco de la felicidad!!!...aprendemos a golpe de martillo que la vida que vivimos es la que conforma aquello que elegimos.
    Los humanos somos adictos al dolor, cuando la mejor adicción es esa felicidad que nos negamos. No hay necesidad de experimentar el sufrimiento, amar sin miedo a hacerlo nos la puede procurar, el amor es esa palabra de cuatro letras que contienen todo un mundo que debemos explorar desde nosotros mismo, desde ese interior que nadie mira, desde el alma que no se toca.
    Todo en la vida es susceptible de ser aprendido y yo no me quiero perderme ni una sola clase.
    La Cigarra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. P.D. suprimiendo el "me" que precede a quiero...un simple error humano.

      Eliminar
    2. "Los humanos somos adictos al dolor..." Y las adicciones pues, son el resultado de no haber encontrado aprendizaje absoluto en los tantos relativos a los que somos expuestos...

      Eliminar
  2. A veces veo el mundo como nadie lo ve
    A veces mi sonrisa llora cuando mis ojos no lo hacen
    Siempre fui lo contrario de lo estipulado y así me fue
    No soy ni más ni menos que nadie
    pero si algo diferente y eso es algo
    con lo que cargo siendo consciente
    Es por ello que mi soledad tampoco me conoce
    que las palabras que escribo no me pertenecen
    solo estoy de paso y me muestro tal como soy
    Asumo que nadie me entienda
    incluso que me tachen de insegura
    de extraña
    de inestable.
    Nadie me dijo como ser igual a todos
    ni siquiera el ego me persigue
    nací y morí el mismo día para renacer de nuevo
    traía aprendido como vivir por primera vez
    por segunda vez nadie me enseñó como hacerlo
    pero cuando amo...
    nadie me gana en eso.
    Unicornio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Si mi sonrisa mostrara el fondo de mi alma, mucha gente, al verme sonreír, lloraría conmigo" Kurt Cobain

      Eliminar
  3. Grande Cobain, y tú por expresarlo aquí con sus palabras, eso es muy cierto, a veces la sociedad nos obliga a sonreír cuando en realidad la tristeza nos invade por dentro, pero es bueno sentir ambas cosas, las dos nos hacen saber que somos humanos, pues sonriamos aunque a veces lloremos por dentro...después y estando a solas con nosotros mismo, hagamos lo contrario si queremos.
    Me quedo con la risa y la sonrisa, son alimentos indispensables para aderezar el alma, este acto es el que más músculos mueve en nuestro cuerpo y nos rejuvenece por dentro. Las comisuras de los labios tal vez tengan comillas, pero así es la ortografía que emplea los sentimientos....como muestra un botón ;-)))).
    Unicornio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una complementa a la otra, de eso hay mucha poesía en versos...
      "Las comisuras de los labios tal vez tengan comillas, pero así es la ortografía que emplea los sentimientos..."
      Me encantó

      Eliminar
    2. Lo sé, las frases originales le encantan sr. Silva, por eso dejo caer por aquí alguna que otra, se la regalo, tengo más, soy una fuente inagotable creándolas, para mi es un gusto que le guste.
      Unicornio.

      Eliminar
    3. Es un honor tenerlos en este espacio. Disfrútenlo...

      Saludos en letras. Gracias siempre...

      Eliminar
  4. Y ahora voy a alimentar mi cuerpo que ya es hora de comer.

    ResponderEliminar
  5. Buenas tardes mis amigos, me llamo Yunelis Constansa, me presento para saludarles y darles un abrasito de esos tiernicos, son ustedes muy lindos y me encantan sus cosicas, es un placer conoserles mis amigos. Abrasotes a sacos como dicen por mi tierra. gua que emosion me da, nunca había entrado por estos lugarsicos bueno igual tengo que marcharme me espera mi patrulla ya saben mis chiquitos lindos. besis

    ResponderEliminar
  6. Bienvenida a las páginas del delirio querida Yunelis , aquí te encontrarás bien, si te gusta el delirio claro, yo suelo entrar en este blog de vez en cuando y me encanta, hay de todo, ya verás que es estupendo amiga, un abrazo.
    David Trujillo

    ResponderEliminar
  7. Ta mañana o el otro...;-)

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y tu huella...