lunes, 11 de febrero de 2013

Primer plano…



El espejo se vende bien aunque mal se le vean los misterios que trae consigo. ¿Es el retrato un momento frente al espejo? Ya no se pintan como antes pero se albergan más que nunca. La mirada, tu mirada, ¿qué quieres decirnos cuando eres quien captura y quien exhibe tus propios gestos? ¿Eres un disfraz? No sé si sabes que te leo; te leemos, yo también tengo miradas detrás de unas cuantas máscaras; pero no has sabido con cuál te contemplo. Has dicho mucho, has hecho más de lo menos que esperabas. Te encontré en la sonrisa, pero no porque estés alegre; te vi la soledad pero no porque te falte compañía. Serás arte y estoy por besarte, recuerda los ojos de a quien le das el instante…

6 comentarios:

  1. Me cautivó. Quizás como el reflejo en el espejo.

    ResponderEliminar
  2. De nada sirven los disfraces cuando el alma descubre lo que hay detrás de ellos. Una sonrisa puede parecer triste y no serlo, la mirada es otra cosa...no se le entrega a cualquiera, con disfraz o sin él, la mirada nunca miente.

    ResponderEliminar
  3. su composición de límites y saltos en la escritura, ésta podría decirse es perfecta *cabría en rangos de excelencia; y si me cierno en sea cual sea el significado para cada quien, no sabría como describir que alguien no quiera vestir disfraces y por doquier...pero cada cosa en su lugar y de instantes..hasta ahí pude llegar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un autorretrato es un enigma: dice sin decir y oculta sin ocultar... ;-)
      Gracias por el honor, por haberme dado el instante...

      Eliminar
  4. un uno sin equivalencias *parece un cero a la izquierda, hay otros números que se pueden escalar aun mas, si ... como el dos a las tantas veces que quieras ya esta, que al multiplicarlo se hacen muchos mas estimados.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y tu huella...