viernes, 13 de febrero de 2009

La Condena


Se llega a amar cuando se sufre,
o más bien se sufre cuando se llega a amar.
¿Cómo saber lo que me pasa?
Si te amo cada vez que vienes
y te sufro cuando no estás.

Mi alma se disfraza
se cubre tras palabras,
que bien no han sido pensadas;
esconden el sentir de mi alma.

Alma ésta,
que de tus recuerdos no se separa.
Que por querer encontrarse con la tuya,
de pasión estalla.

Por las noches,
cuando sólo mis dedos acarician mi cama,
cierro los ojos,
a ver si te veo detrás de la almohada.
Luego al mirar, al volver a mirar,
me doy cuenta de que tengo que mis ojos cerrar,
para contemplar tu sonrisa.
Tengo que imaginar,
para tu cuerpo, acariciar.

Entonces llega,
el despertar de mañana,
el momento donde mi mundo,
el de los sueños,
no está.
Es ahí,
cuando quiero cerrar los ojos,
a ver si puedo decirte hasta luego,
sólo que he abandonado el sueño.
Ya este, mi mundo,
me ha despedido otra vez,
y a la prisión de estar despierto
sigue mi condena otro día más.

Se torna difícil amar en sueños,
cuando se es condenado a despertar.
Desespera esperar la soledad, la noche,
la cama vacía,
las cosas que me harán volverte a soñar.
Y este, mi mundo,
que de nuevo me abre sus puertas,
que me hace su adicto.
Un adicto al que le disminuyen la dosis,
un poco, cada día.

¿Y durante la luz?
Cumplo mi condena.
Cada mañana tengo que despertar,
tengo que nadar sin balsa
en este océano de soledad,
entre preguntas y rostros,
entre conversaciones frívolas y superficiales.
¡A veces me alejan de mi libre soñar!

Sin embargo,
siempre el sol por la tarde se va,
entonces llega, otra vez,
siempre aminorada, pero siempre llega.
Mi dosis de sueño,
la entrada a mi mundo,
a ese mundo en el que nos podemos amar.

De nuevo rayos de luz
de una atareada mañana.
¡Al fin el sabio silencio!
Un calmante para seguir con mi condena,
que aunque no la acorta,
a vivirla me ayuda,
a vivirla con paciencia.

Por suerte no es solo este cielo
el que la luz visita,
y ya se está por marchar.
Ahí de nuevo llega, vuelve,
el poder ficcionario de mi sueño,
el que abriga mis anhelos,
el que cubre y protege
este sentimiento de querer creer,
con menos dosis,
pero con mucha fuerza.

¡Ahí viene!
¡Otra vez!
El alba, el rocío.
Yo, que en mi mundo me encontraba,
tengo que - Una vez más - dejar de soñar,
incorporarme a mi condena,
al mundo de la realidad.


http://www.mundopoesia.com/foros/tu-obra-maestra/181566-la-condena-mi-primer-poema.html

39 comentarios:

  1. Este creo es de mis favoritos. Me gusta tu poesía, y en ella, muchas veces, me identificó.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Oye Muchas gracias, Sofía!!!
    Para mí es un honor saberte por estos lados :)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Orlan q bello cuando uno tiene un amor imposible es un sueño lo que uno vive y a veces sólo en ellos puedes desbocar toda la pasión que en realidad queda guardada en el baul de recuerdos del corazón, y hay q confirmarse con lo poquito q nos podemos ofrecer

    ResponderEliminar
  4. reflejos es pensarte a cada instante, en sueños hacer de ti mi verdad y en la realidad tranquilo se esta- libre de actuar, con el tiempo jugar... engranados llegan a conjugar la luz y la oscuridad , se condenan para dosificar el dolor que causa el recuerdo que reconstruye la imagen modelada en esquinas de soledad, las esquinas -se dice que solo no se esta-.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dice Juan Calzadilla, poeta venezolano, que mejor es el reflejo de la ventana que el del espejo, ya que puedes ver lo que hay más allá sin dejar de verte. Lo traigo a colación, porque ese es un reflejo que me gusta: el que deja ver y verte...

      Gracias por el bálsamo y las letras....

      Eliminar
  5. Bálsamo es lo que necesitan mis letras cuando busco bañar al corazón; mes de poetas, mes de fulgor, mes que refleja escalas y tendencias de sabor y sensación a parejas de enamorados... de ayer quizás mañana y de tiempos como hoy.

    ResponderEliminar
  6. Abrir la ventana de los sueños es sugerente, pero sin cerrar las contraventanas a la realidad. Soñar el amor imposible lo hace más imposible si cabe...de ahí la conformidad con ser tan solo soñado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una conformidad onírica para trascender a una conformidad eventual... El paso del sueño a la realidad, pero... ¿y la imaginación en el imposible?

      Eliminar
    2. A veces pienso, que la imaginación existe para crear la realidad que queremos, los sueños son los cómplices de ambas cosas y así vivimos gran parte del tiempo, a veces...es más fácil volar para no retroceder en el tiempo pero el vuelo que alzas te lleva siempre al mismo lugar...a veces, muchas veces no podemos estar cuando queremos en el lugar que quisiéramos...por eso se construyeron los sueños.

      Eliminar
    3. un triste y dulce condena.

      Eliminar
    4. Condena al fin y al cabo, y evocamos al ave enjaulada, vuela, sí, pero siempre en el mismo lugar....

      Eliminar
  7. donde si no puede volar una mariposa con las alas rotas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Donde no hayan manos crueles, pues para las mariposas, los dedos pueden ser dagas...

      Eliminar
  8. Ellos fueron las hojas del otoño, la nieve del invierno, las flores de la primavera, la lluvia inesperada del verano que se hizo arco iris. Ellos fueron las cuatro estaciones de Vivaldi reflejadas en una luna particular, solo de ellos aunque el resto del mundo la mirase.

    ResponderEliminar
  9. Las mariposas tienen una corta duración, son frágiles, aunque levanten miles de veces el vuelo, pero viven profundamente, tal vez a eso se deba su corta estancia en la tierra. Las dagas que las atraviesan son las espinas que portan las flores que no se han regado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces, importante es ser el rocío de cada amanecer, para los pétalos que evocan alas, y para la flor que evoca el vuelo...

      Eliminar
    2. Muy importante...imprescindible diría yo.

      Eliminar
  10. Nunca pretendió ser la condena de nadie, nunca pretendió herir...asique de nuevo vuelve a marcharse con un hasta cuando la vida o la muerte quiera...allí estará en el reflejo de la luna, cada noche...como un tatuaje con forma de mariposa que es lo único que sabe ser.
    Besos de mariposa...siempre y cada día, hasta que deje de volar.

    ResponderEliminar
  11. como hacerlo...es lo único que sabe hacer aunque sea con las alas rotas. Buenas noches compañero...si me permites llamarte así.

    ResponderEliminar
  12. ella le amaba eslabón a eslabón, hasta que formó la más dulce cadena que apresaba su corazón.
    La cigarra.
    ;-)

    ResponderEliminar
  13. Para mitigar el dolor tuvo que poner un límite impreciso en la distancia, para que al menos un halo de luz alumbrara el tiempo de ausencias.

    ResponderEliminar
  14. ...te extraño...esa es mi condena...y con ella he de vivir.

    ResponderEliminar
  15. Se equivocó y el amor se vistió de palabras mudas
    Se equivocó y el amor volvió sus letras oscuras
    descompuso su silueta, solo era nada en la nada
    arrastró los recuerdos por la arena y poco a poco
    se los fue llevando el agua.
    La cigarra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Descomponer la silueta, arrastrar los recuerdos por la arena y, poco a poco llevarlos al mar...
      Una ofrenda al honor y al olvido, a lo Borges: "condena y perdón" ;-)
      ¡Maravilloso!

      Eliminar
  16. Tú y yo de cielo en cielo, sin cercas que nos separen, sin aire que nos disperse, tú yo, en una distancia que nos acerca más de lo que nunca pensamos, ¿Cómo decirte que nadie estuvo tan cerca de ti sin tocarte?...condenas que nos hacen libres, donde nos apresamos dulcemente porque así lo queremos, una gran historia de amor, la más grande de todos los tiempos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maktub...
      "¿Cómo decirte que nadie estuvo tan cerca de ti sin tocarte?"

      Eliminar
  17. Cuando ella estaba a su lado, sentía que había algo bueno en el mundo y agradecía al cielo el milagro de su existencia...pero ella seguía peleando contra sus demonios y esa seguía siendo su mayor condena.

    ResponderEliminar
  18. Entonces,él hizo bien en buscar en otros lugares la ternura y el amor...esa mujer no le podía hacer feliz.
    Allende.

    ResponderEliminar
  19. el vacio estaba ahí, muy cerca, pero él la tenía cogida de la mano para que ella no saltara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella saltó, despertó, se encontró con un oscurecido día que agrisaba todos sus matices. Dudó, dudó porque pensó que no podía creer, necesitaba sus certezas y ... ¡qué más certeza que el sueño de los dos!

      Saludos en letras...

      Eliminar
  20. No pudo ver su mar y su sombra
    su tristeza opaca y olvidada,
    no pudo acariciar la noche
    porque los sueños la atrapaban...
    despertó solo con la excusa de sentirse viva
    entre caricias que la calmaban y
    vendió su risa a precio de nada.
    La mágica línea de su boca
    con un pintalabios la trazaba
    se sonrojaba al pensar que él la miraba.
    Ella cantaba a lo lejos
    el maldecía su canto
    por no querer naufragar
    entre sus labios.
    "deseo.- dijo él,
    que no vuelvas a mi lado
    que no perturbes mis sueños
    que no me robes el tiempo
    ni los besos que no he dado
    voy a quemar tu retrato
    la carta que me escribiste,
    voy a olvidar que existes
    voy a borrar tus pasos".
    Ella se dio la vuelta sollozando
    comprendió que ya no la amaba
    entendió que el amor que él sentía´
    se había perdido en la nada.
    No hubo reproches de ninguno
    estas cosas, a veces pasan
    amas hasta la locura
    hasta que la locura se marcha.
    solo queda la cordura clavada como una espada
    como un sueño roto,
    como una luna sin cara.
    El la olvidó aquella noche...y
    juró no volver a amarla.

    Unicornio

    16- 2- 2014

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "vendió su risa a precio de nada"
      porque cuando no pudo quería
      mientras
      podía cuando no quiso...

      Eliminar
  21. y así la vida pasa...

    ResponderEliminar
  22. "Tú y yo estamos condenados de por vida a tener recuerdos agridulces, a sufrir insomnios permanentes por no tenernos, ¿por qué no puedo marcharme y ahí se acabó todo?...quizás porque la condena, esa hermosa condena de amarte se ha convertido en el eje de mi vida...seguramente iré derechito al infierno ¿me acompañas?"
    Al final acabaré con una camisa de fuerza con tu nombre bordado en ella, creo que estoy perdido y la culpa la tienes tú ;-).
    Krisálida de polilla.

    ResponderEliminar
  23. Laura Pausini "Escucha tu corazón".
    Clave de Sol.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y tu huella...