lunes, 25 de marzo de 2013

Ignorantia


La ignorancia, en su sentido más puro; y sin connotaciones peyorativas, es una escalera mecánica en bajada: cómoda. El saber pone esfuerzos involuntarios de aburrimiento. ¿Cómo me sigo quejando si ya sé el porque del porqué? Ahí está la tilde, para acentuar un silencio. Un amigo se burlaba y por mala suerte yo sabía la respuesta; nos quedó el silencio. Nada mejor que una pregunta sin respuesta para nuevos ciclos de cadenas, parece que no saber a veces sabe mejor. Pero no se trata del engaño, ni de la ilusión, tiene más que ver con el placer de ignorar…



4 comentarios:

  1. Muchos ignoran la realidad para no tener que hacerse cargo de ella y por supuesto que es lo más cómodo... pero también es un acto que te deja vacío. Siempre genial, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es parte de "educarse" a malas bases...
      Un honor
      Saludos en letras...

      Eliminar
  2. sexo es a placer; como
    deber es a querer.
    Real ignorancia no poder priorizar al valor y si poder dar precio a la obligación. Pero gozar y ser feliz parece confundirse también al fin así que oír, sentir y escribir : algunas bases que se restringen para respirar y encontrar el honor que se menciona tanto aquí, este que viaja y aplica a todo aspirante que se educa para conveniencia de si.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, conviene. El punto es cuestión se basa en cierta flojera que he visto, muchos prefieren quejarse por no saber que emprender el despeje de la duda... por cierto... el honor se menciona - y se mencionará - cada vez que se apersone por estos lados... me parece un tanto mágico que haya alguien al otro lado de la pantalla y deje una huella. Eso, sin duda, es un honor...

      Gracias (por el honor) ;-)
      Saludos en letras....

      Eliminar

Gracias por tu visita y tu huella...