miércoles, 27 de octubre de 2010

El inevitable equilibrio de la vida…


En cada paseo de cotidianidad que se percibe a título personal se nos concede contemplar, en el alma o en la piel ajena, cómo la vida busca sin cesar el equilibrio de lo que se da y se recibe…

En mi vasta ignorancia sobre la física cuántica y todos aquellos buenos argumentos sobre el poder de la mente, se vislumbra, y por qué no; me otorgo el atrevimiento de vislumbrar que la fuerza emisora y generadora de sentires está dotada de la misma fuerza en reciprocidad…

Algo así como los sueños que se sueñan, si permiten la presunta redundancia:
Sueñan con dinero los que carecen del mismo; sueñan los llamados ricos, con el placer de lo sencillo. Los afamados suspiran por un sorbo de anonimato, los promedio despiertan con la ilusión de admirar sus nombres en titulares y noticieros. Los que practican el sexo por mero placer sueñan con hacer el amor y los enamorados anhelan momentos de placer. Los poderosos, aun en sus islas de poder, ansían nadar sin ahogarse por los mares de los sueños comunes…

El que mucho ama, mucho le duele el amor; el mezquino siempre termina gastando lo que alberga su egoísmo. Las consecuencias llegan más pronto para quien vive sobre riesgos, la tranquilidad pesa demasiado para quien no arriesga un momento. La vida vive a quien no la vive, y si se vive demasiado poco se vive…

Este delirio no es nuevo ni soy el único que lo siente; mucho menos quien lo plasme en letras; no es esta una prosa que cautive, pero las letras sirven para gritar y para encontrarse con otros gritos silenciosos…


Gracias, Galeano…




Gracias a ti que llegaste hasta esta línea…

2 comentarios:

  1. Qué hermoso texto! Cuán verdaderas son tus palabras. Soñados con aquello de lo que carecemos. Los sueños nunca terminan, y nos completan.
    Un placer pasar por aquí.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado todo lo que has escrito. Los sueños se desvanecen cuando conseguimos aquello que deseamos...Y nacen sueños nuevos. Siempre aparecen otros horizontes que explorar... La verdad que nunca estamos conformes con lo que tenemos. Mis felicitaciones por este blog tan interesante. Saludos.Victoria.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y tu huella...