lunes, 18 de junio de 2012

Destilo obseso y decantador



Brindas al olvido para instilar sabores del recuerdo. Sin instar se le insiste al presente y este no absuelve por creer sorberse; así nos embriagamos y lentificamos instancias. Vienen los mañanas, la tranquilidad inquietante, las ganas de escapársele al deber y terminar incumpliéndose para cumplir con el resto; ese que juzga por el valor empréstito. Tanto nos destilamos por obsesos…

1 comentario:

  1. Hola, hoy vengo a decirte que te tengo un regalo esperándote en mi blog.

    Te deseo lo mejor y no dejes de escribir como tu solo lo haces ;)

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y tu huella...