domingo, 13 de febrero de 2011

Asiduo Insomnio


El insomnio suele ser el uno de los muy pocos capaces de despojarle un poco de tiempo al tiempo; como el sueño, pero sin dormir ni dormitar. Como la imaginación tal vez, pero en la realidad. Probablemente como la idea, pero con un pasado ideal…


Se siente el peso de cada segundo, el frio, los párpados que se niegan a caer por completo: sufren el cansancio con el que se invocan los nombres y los apellidos de la nostalgia, sufren de esos planes sin logro; y de lo vivido que seguramente no se vivirá…


Algunas preocupaciones para el futuro piden cita para aportar ayuda al insomnio y a su labor; para buscar balance en el frio y aprovechar la compañía de la soledad…


El mañana será rutina con la que siempre se está en deuda; a pesar de lo mucho que se le paga.

El mañana exigirá cama y almohada; el mañana quiere descansar…




Mañana, ya es hoy…

4 comentarios:

  1. Una de las cosas más lindas que me pasó fue tener insomnio por amor. Si me dormía tenía la seguridad que las experiencias vividas desaparecieran con el sueño. Pasé una noche entera sin dormir para pensar en él y no fue la primera ni la única. La felicidad fue enorme, inolvidable

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buen insomnio si me desvelo sobre tu cuerpo
      (Mario Benedetti)

      Saludos y gracias...

      Eliminar
  2. Insomnios y duermevelas, sueños y despertares, batallas entre dos contrincantes que tienen en común mantener despierto al amor.
    Unicornio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay mucho qué suspirar cuando no se concibe el sueño...

      Eliminar

Gracias por tu visita y tu huella...