viernes, 22 de febrero de 2013

Ah, Eh, ¿Y?, Oh; Tú…



El no saber qué decir toma lugar en la tertulia de los sentimientos. Un adiós se anuncia y un silencio queda, las dudas se sirven en respuestas y las certezas en corazonadas. Nadie manda en lo que siente pero todos obedecen a sus quejas. No se consiguen muchos poemas que afronten el sentir con obligaciones impuestas. Al parecer, los versos versan escapes que no escapan de las letras... Expresiones fuertes, pero por sus vocales y en monosílabos: ¡Ah, Eh, Oh! Quizás, por no tener qué agregar; la “ache”  es muda (mal acompañante). La debilidad no pregunta sin signos; para preguntar, la “i” se va a Grecia…

3 comentarios:

  1. Bajo su piel
    La naturaleza salvaje ha sido prácticamente aniquilada....aquella mujer que siempre sonreía, que mostraba su lado salvaje, fue aniquilada con ella; hay veces en que siente que la energía vuelve a ella, pero no deja de ser sino una falsa sensación, lo cierto es que de alguna manera y a pesar de su fuerza interior, aún puede desmoronarse como una niña pequeña. Yo la conocí, la conozco, sé que fue herida y se escondió en la cautividad, aunque sé que eso no le impedirá recuperar su vida....la conozco y lo se.
    Poco a poco irá trazando líneas hasta recuperar el mapa simbólico de sus bosques en los cuales volverá a reconocerse, así como a aquellos lobos con los que solía correr cuando su naturaleza era salvaje.
    Su instinto perdido y maltrecho volverá, irá percibiendo el mundo que la rodea y actuando acorde a su esencia esa que aún permanece en ella, esa que nunca se fue del todo. Es muy poca la gente capaz de entender su postura, solo las personas que realmente la aman...sé que ella intenta recuperar su equilibrio, de enderezar su situación, de intentar conseguir volver, también se que cuando lo haga ya no será la misma, porque cuando algo se aprende tras una caída no siempre somos conscientes de ello, puesto que la vida crece y disminuye en distintas zonas y a distintos ritmos.
    Pero ella habrá conseguido algo muy importante, ya no la dañarán fácilmente, en su cautividad aprendió a abrirse paso entre la maleza y a amar sin estrategias pero salvaguardando al mismo tiempo su integridad y su esencia más pura.
    Bajo su piel aún anida el amor que siempre la caracterizó...no tengo más que contar sobre ella salvo que me consta que es una gran persona y que su interior es infinitamente hermoso, como la misma naturaleza salvaje en la que tiempo atrás habitó.

    ResponderEliminar
  2. "abrirse paso entre la maleza y a amar sin estrategias pero salvaguardando al mismo tiempo su integridad y su esencia más pura..."
    No sé si viste Mononoke hime, pero ahí se representa algo de la naturaleza salvaje, de hecho ella también corre sobre un lobo, y el lobo es una especie de deidad, que simboliza sentires puros, como los del instinto, pero ella lo monta, se siente protegida y al mismo tiempo, se siente con el control...

    ResponderEliminar
  3. es una buena opción, además todo ello puede tomarse siempre eligiendo dos opciones...¿amargo o con azucarillo?
    ;-)

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y tu huella...