martes, 1 de junio de 2010

A pesar que sentí que logré luchar en silencio


A la soledad, al desamor…

Ominoso sendero,
trazado
por mi soledad nunca invitada
a mis cotidianas faenas.

Soledad:
Mis desencantos arrullas
como madre a su triste niño.
Mi voluntad se perturba
ante las voces alentadoras.

Ya no siento lo profano
de los mandatos de mi gobierno;
mi irónica adicción
del verbo contrapuesto.

Nunca aprendí causas
para luchar sin amor,
a pesar que sentí
que logré luchar en silencio.

Quedé cabizbajo;
con mi esperanza de “papel mojado” y mi orgullo…
¡Mi gran orgullo!
Una vez mas un tormento...




“papel mojado” una metáfora de Mario Benedetti.

1 comentario:

  1. ni despacio, ni de prisa aprendo, no tengo igual lenguaje, no merezco la chispa del glamour, no hay hechos para esperar ni abraso que dar para quien sobra hombros que apretar, no hay necesidad si no se cree que hay un lazo de respeto infinito, uno que no se atreven a romper cuando no habría otra felicidad mas que la semilla que dibuja la pureza de elegir cuidar, que no crece por tanta piedra que el muro derribó y el lujo de construir en senderos lejos del nuestro. testigos del infierno que aun sueñan cabalgando en el cielo, no hay vinos ni melodías del cielo, hay aire y brisa al respirar con aliento. Una y mil veces es atrapado por colectivos recuerdos, recuerda con nostalgia no la semilla que se ahoga sin brisa ni viento, adora encontrar mas talento, no se puede pregonar la facultad de fecundar y toda tierra se puede anhelar y alentar para cultivar. Perspectivas en lineas, en cuentos, en poesía, en imagen, en pasión y lírica, no detenga la sonrisa si así es que siente bien está. Volverse Benedetti o ser poseídos por algún otro Cortazar que se hacen detestables por el uso del publico lector, forma marchita de toda fama que en vida construyen para parecer cada vez ser mas sensibles que otros que también poseen corazón.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y tu huella...