miércoles, 2 de marzo de 2011

La voz del tormento…


Tormentas de tormentos amenazan al estacionamiento de palabras, y en cuyo techo, aun por construir; reposan los materiales de la razón y revestimiento de la esperanza… Almas al más dulce deseo, y sueños; para los constantes soplos de aliento.Voces internas que gritan y callan desde sus caminares de oficina, junto con el porvenir propagandista de la moda a medias de algunos medios… Nos gusta encerrarnos en el cuento ajeno, en el opinar tercero; últimamente tan liberador y a su a vez distractor de los pensamientos sinceros, esos que ocupan y preocupan durante el tiempo y sus momentos… En un cajón, y a veces en un teléfono, han de fluir los tonos con que se entonan los desahogos; los que las caras conocidas desconocerán por tanto silencio consumado y también consumido…



Así ha de navegar la voz del tormento…

3 comentarios:

  1. oieme.. oie chico pero que impolta eso???????

    ResponderEliminar
  2. algo de aquello entendido queda en descubierto y con grandes medios se dan a conocer grandes pensamientos que ahogaron sinceros revestimientos para demostrar amor de ese, de aquel que se entiende por consumado y bueno, aquella pasión de amor que no debe preocupar a un ajeno y menos a aquel que se ocupa de cajas, cajones y recuerdos :/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dice Luis Britto García que “no importa entonces que el recuerdo opere por la vía atroz de la herida. La única rebelión posible contra la marcha triunfal de la muerte, es ese otro amor que es la memoria. Quizá toda pasión, y toda obra, no son más que sus cicatrices.”
      Una vez más (y espero que muchas otras también)
      Gracias por permitirle a las letras posar ante vuestra mirada...

      Eliminar

Gracias por tu visita y tu huella...