miércoles, 18 de septiembre de 2013

Confío y Espero...


Los códigos de la sociedad tienden a configurarse en virtud de cómo se amanece. Algo de ello hay en El principio noventa diez pero, por qué lo digo, bueno, porque hoy me topé con una de esas frases positivas y alentadoras que dicen cosas como vive tu momento, aprovecha las oportunidades, y bueno, respecto a las oportunidades – que no se repiten, supuestamente – muy sabio es eso que me conseguí que dice que las mismas están ligadas a una persona, y que cuando usted busca una oportunidad es realmente a alguien a quien usted busca. Pero bueno, equis, eso no es lo que tengo en la mente, vuelvo con lo de las frases positivas. Encontré algo de información para complementar mi delirio: Fe, con una extensa familia léxica – lo cual es interesante, porque se hace más confuso, o abstracto – Fe, entre otras varias cosas, es confiar, y confiar es, bueno; confíen, lo dejo hasta ahí. La otra palabra: Esperanza, de esperar – más concreto – Fe y Esperanza, algo así como Esperar y Confiar (en mi lógica la espera antecede a la confianza, al revés, pues, no me suena mucho) Cuando leí aquello de que el mundo y sus oportunidades esperan por ti y, eso de vive tu momento – yo también lo he dicho, por cierto – vienen a mi mente Esperar y Confiar. Ahora bien; Principio noventa diez – otra vez – Un mensaje alentador puede ser ofensivo o molesto cuando la Fe y la Esperanza no acompañan a la mañana. Paradójicamente algo triste presta mejor consuelo, y aquí, en lo triste, la lógica en el orden antes expuesto se conmuta; aquí si es válido decir, Confío y Espero – Fe y Esperanza – a partir del hecho triste, a partir de la desdicha. La virtud es un infortunio Justine, y la crítica es, pues, un apodo para el anhelo. Saludos en letras…


8 comentarios:

  1. Todas están estrechamente ligadas. Cuando se tiene Fe, es porque se espera y confía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo niego, pero como lo expuse: Un mensaje alentador puede ser ofensivo o molesto cuando la Fe y la Esperanza no acompañan a la mañana...

      Gracias por la huella y la visita, eso sí es alentador...

      Saludos

      Eliminar
  2. Siempre viviste sin mi
    así que nada te costará
    seguir haciéndolo
    respirarás igual
    tal vez mejor
    quien sabe!!!
    llama a la puerta
    alguien te abrirá
    para darte
    lo que siempre quisiste
    lo que siempre esperaste
    confío y espero que lo encuentres
    porque yo ya no puedo darte más
    de lo que te he dado.
    Espero que lo consigas
    te será muy fácil.
    me cansé de leer entrelineas
    de adivinar lo que querías
    sin decirlo claramente
    me cansé de usar varitas mágicas
    que no surtían efecto
    nunca supe lo que sentías
    si era anverso o reverso
    si llevabas falda corta
    o pantalones de invierno
    si te pintabas los labios
    o te ponías sombrero.
    Tuve que adivinarlo todo,
    aún tengo que seguir haciéndolo
    y una ya no está para adivinanzas
    ni para esperar lo que nunca será.
    Espero que encuentres lo que buscas...
    confío y espero, mientras....

    continúo viviendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El día a día se vuelve un adivinar cuando esperan de nosotros lo que no nos dicen...

      Eliminar
  3. ¡suerte y salud compañero!!!!...y ahora sigamos cada uno con lo nuestro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo aunque sea muy en el fondo...se que me echarás de menos, no todo el mundo sabe dar juego.

      Eliminar
    2. Echo de menos cada visita a este blog

      Eliminar
  4. Al menos tuvo vidilla este blog durante un tiempo ;-)

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y tu huella...