jueves, 2 de agosto de 2012

¡Ni qué ocho cuartos!



No vale un centavo una pregunta de cincuenta mil lochas cuando se le desestima con ocho cuartos. Ocho cuartos dijiste sin el dos que dejaste: así vale lo valorado. Barato que abunda pero a cada quien le toca caro; costoso quizás por pagarlo sin cumplirlo, no obstante; lo buscamos. Lo encontramos en respuestas falsas, ciertamente, ya abunda la incertidumbre en venta; nadie hace la pregunta nueva por creerse antigua y obsoleta: nos hemos visto vastos de repetidoras y repetideras. Ayer te hallé y Ay porque no hay: hubo sin haber. Pasó; y eso que antes no pasaba: pesaba tanto y el tinto nos manchaba, no, no te marchaste, y no por querer quedarte; sino para poder quererte y nuevamente te quejaste…

¡Qué reencuentro ni qué ocho cuartos!




5 comentarios:

  1. Soy de Brasil y también me gusta mucho los escritos literarios. Mi blog es www.empenaetinteiro.blogspot.com . Su nombre es PENA E TINTEIRO, me gustaría mucho recibir una visita de usted en mi página. Su blog es muy, muy, interesante. Descargué sus cuentos. Voy a lerlos. Hasta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será un honor. Muchas gracias
      Saludos en letras

      Eliminar
  2. para la unidad antes esta la nada y en el vacio cualquier punto ayuda para aprender a contar.

    ResponderEliminar
  3. y si punto hay sucesion para andar nadando corriendo huyendo volando o en ponny con alas y cuentos, pellejos, cueros y nace aliento o desprecio; qué básico, qué poco que no existe nada mas costoso que contener huesos en una piel con venas sangre mente corazon y si solo fueramos materia no mas pero no es preferencial cuando la vida totalitaria en universo esta, a poco que el dentista no se arregla sus muelas, a poco que no ha montado la yegua del hermano y ande y sueños que estrellas que nubes o lunas de aquellas o pongale la galaxia y baje rayos y tormentas, que noches deben... para dormir comer y honor eso ya es, noches de fantasias curioso verlas como burbujas de sa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olvidé aclarar que "cincuenta mil lochas" es una expresión de nuestros abuelos venezolanos, esa denominación ya no existe, pero nos ha quedado la expresión para, digamos, cuantificar en una suerte de eufimismo (o retórica) algo que carece de valor... pasa lo mismo con ocho cuartos (otra expresión) un poco más global, quizá continental; más bien: dos expresiones que simbolizan, sin valor; que algo vale mucho o no vale nada: ¿y qué es lo que no vale un centavo; o mejor dicho; nada? La pregunta, ¿y por qué? Pues porque al desestimarla, también desestimas al que ha preguntado. Suele pasar en una discusión amorosa, o que solía ser amorosa. Lo demás (tal como en una discusión amorosa) es un juego de palabras... para herir y jugar, o para jugar y herir. Juzga tú....

      Saludos en letras

      Eliminar

Gracias por tu visita y tu huella...