lunes, 2 de noviembre de 2009

1984


Cuando las calles y la multitud acechan mis heridos sentidos, los cuales someto constantemente a vivir mis días en un lugar como este, recuerdo aquella fecha cuyos últimos dos dígitos fueron invertidos para bautizar una de las historias que ha marcado mi perspectiva de observarme en esta vida, y de cada relato cotidiano que tengo la dicha de percibir. He comentado varias veces sobre mi inclinación por el "Realismo Mágico", o más bien por mi fe en la magia de la realidad; de cómo la ficción fue, o llegará en algún momento a ser real.

Hoy en día la noticia política es morbo, pasión; e incluso entretenimiento. Cosa perversa de la que muchos, incluyéndome, nos sentimos adictos. No hemos sido cordialmente invitados al festín de la opinión, pero de alguna forma nos atrapa y separa.

No necesitamos ser un "Winston Smith" para darnos cuenta que en estas tierras que nos han visto crecer yace un "Gran Hermano", pero lo mas impresionante son los "Dos Minutos de Odio". Basta con solamente encender el televisor…



1984 de George Orwell
Algo está pasando…

4 comentarios:

  1. Voy a encender la tele a ver si es verdad eso de los dos minutos de odio...nunca lo he probado....voy a ver y os cuento.
    La Morrison.

    ResponderEliminar
  2. Jajajajjajajjajajaja, anda pues es verdad....pero en vez de odio a mi me produce risa y además de la buena jajajajajajajja
    Victor o Victoria.

    ResponderEliminar
  3. El domingo día 6 hay manifestación por el tema de la prolongación de la Avda. Blasco Ibáñez....estamos preparándola, complicado fin de semana, asique dejo muchos abrazos y mis mejores deseos para este fin de semana a todos. Descansad la mente y el cuerpo ya que yo no podré hacerlo....¡¡¡va por vosotros!!!...va por ti. ;-)
    V. Jaramillo

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y tu huella...